Es la parte de la rehabilitación oral que reemplaza las raíces de los dientes perdidos, estableciendo soportes dentro del reborde alveolar, mediante elementos artificiales como tornillos de titanio, sobre los cuales se fijará la restauración de uno o varios dientes perdidos.